¿Qué es una prescripción? ¿Por qué y para qué utilizar una prescripción para aplicar?

Una prescripción es un mapa con un cálculo de las dosis que se deben aplicar por sitio específico en el lote. El objetivo de utilizar una prescripción es la aplicación variable de insumos con el fin de maximizar la producción y minimizar los costos.

Las prescripciones pueden ser utilizadas para aplicación selectiva de herbicidas, aplicación variable de fertilizante y semillas, entre otros insumos.

Aplicación variable de fertilizantes

El interés radica en aplicar fertilizante en cantidades que se puedan aprovechar en su totalidad, y que cada área del lote exprese el máximo potencial económicamente posible. Además, se produciría un ahorro en fertilizante en las áreas de bajo rendimiento potencial, sin disminuir el rendimiento que ya era bajo, para trasladarlo a las áreas con mayor potencialidad, que sí pueden aumentar la producción aprovechando los nutrientes correctamente. En muchas casos se recomienda la utilización de una franja de suficiencia para comparar con el resto del lote al momento de aplicar.

Siembra Variable

Los datos recogidos a través de las diferentes capas de información como mapas de rendimiento de cultivos anteriores, mapas topográficos, imágenes satelitales, etc.  nos permiten delimitar dentro de un lote sitios con potencialidad de rendimiento muy diferentes. Luego de haber identificado y caracterizado estos ambientes es posible realizar la aplicación de insumos (semilla) en forma variable. Estos cambios de densidades pueden lograrse dado que en la actualidad existen tecnologías que posibilitan realizar esos cambios en tiempo real siguiendo prescripciones agronómicas previamente cargadas en la máquina aplicadora. Con esta tecnología es posible ajustar el mejor híbrido, variedad, densidad de siembra y espaciamiento entre hileras según sitio específico. 

Aplicación selectiva de herbicidas

La aplicación selectiva de herbicidas depende del grado de “enmalezamiento” de un cultivo. Se recomienda la utilización de una prescripción para hacer una aplicación de producto cuando las malezas no hayan a llegado a niveles en los que se necesite hacer una cobertura total. Con esta metodología se ahorraría hasta un 60% de herbicidas, bajando costos y reduciendo el impacto ambiental. Basta elegir una imagen reciente donde se detecte bien esas malezas y elegir cuanto producto aplicar en cada segmento del lote.

Fuente