Se trata de un trabajo de investigación que se realiza con la cooperativa arrocera Villa Elisa y el INTA, sobre unas cinco mil hectáreas monitoreadas con la plataforma de Auravant. El estudio se realizará durante un año, a partir de la próxima campaña que está a días de comenzar.

“Hasta acá hay muy poco trabajo realizado para el cultivo del arroz en agricultura de precisión”, apuntó el ingeniero agrónomo Gabriel Frank, asesor técnico de La Cooperativa de Comercialización y Transformación Arroceros Villa Elisa Limitada. 

Para dar el puntapié inicial a la agricultura de precisión aplicada al cultivo de arroz en la Argentina, la mencionada cooperativa comenzará a utilizar la plataforma de Auravant, en estrecha colaboración con el ingeniero Hernán Ferrari, de la Estación Experimental Agropecuaria Concepción del Uruguay del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

Reducción de costos de riego 

La Cooperativa de Comercialización y Transformación Arroceros Villa Elisa Limitada tiene sus orígenes en el centro de Entre Ríos y se dedica al acopio del cereal proveniente de sus socios, pero cuenta también con emprendimientos propios de siembra de arroz en el norte de esa provincia (en la zona de La Paz), en el sur de Corrientes y en la provincia de Santa Fe (en San Javier). 

“La frontera del arroz se está corriendo hacia la zona más norte de la provincia y sur de Corrientes por el tema del costo de riego. En esta zona centro, el riego es por extracción de agua de pozo profundo. Eso implica un costo importante que ronda entre 400 y 500 litros por hectárea de gasoil por año”, explicó Frank. “En cambio, en la zona norte, por ahí, con 100 litros de gasoil o con electricidad, como es bombeo de agua superficial, se abarata mucho el riego. Entonces para el productor se está tomando cada vez menos rentable la actividad en nuestra zona. La cooperativa tuvo que, para cubrir la falta de entrega en esta zona de arroz, sembrar en forma propia en emprendimientos en el norte”, completó.

Efectivamente, el riego es clave para el desarrollo de este cultivo y optimizar su rendimiento será uno de los objetivos de la implementación de nuevas tecnologías para la agricultura de precisión.

“El manejo del riego es fundamental para obtener buenos rendimientos y creemos que la plataforma de Auravant podría ser una ayuda más para el manejo, sobre todo en grandes superficies donde uno, por ahí, va viendo las prioridades de riego cuando hay una limitante de agua sobre todo o alguna rotura de canal…”, indicó el ingeniero Frank. “Conociendo bien cómo funciona la herramienta, creemos que puede ser una alternativa interesante para sumarle al manejo del cultivo”, agregó.

A partir de la plataforma de Auravant, la cooperativa podrá contar con imágenes satelitales para ver el avance del riego lote por lote y tomar decisiones para priorizarlo de acuerdo con estados del cultivo, momentos de siembra, estados nutricionales distintos, etc. De esta manera, podrá por ejemplo hacer control de malezas y optimizar el uso de la urea al incorporarla “con lámina de agua para que quede rápidamente disponible y minimizar las pérdidas de nitrógeno por volatilización”.

El desafío de las ambientaciones

Además de los altos costos del riego, otro desafío que encuentran los arroceros de la cooperativa es la diferencia en la preparación y sistematización del suelo. Según el ingeniero Frank, actualmente cuentan con lotes que tienen menos roturación, “o sea con rastra de dientes, alguna que otra pasada de rastrón y ya se nivela y se taipea” mientras que otros “van con pasada de disco, llevan una preparación más exigente”. 

De esta manera, los profesionales esperan contar con información precisa que les permita actuar en consecuencia, con análisis de los datos relevados en la plataforma y cotejando los resultados en el campo, cuando sea necesario.

Si bien la realización de prescripciones se complejiza por la falta de maquinarias, los agrónomos apuntan a generar información para pasar de una refertilización con cien kilos de urea a la definición de tres ambientes distintos en un mismo lote y con la aplicación de insumos óptima en cada uno de ellos.

Las expectativas por la implementación de Auravant en los emprendimientos de la cooperativa son muchas y muy positivas. Si la lluvia da tregua para que avance la campaña, comenzarán a hacerse realidad a principios de octubre.